¿Con qué juegan niñas y niños? ¿a qué juegan?

Autor: María Elena Ronderos, Asosiación Entre las Artes

Comparto con los lectores dos inquietudes que plantean maestras y maestros de educación inicial sobre situaciones que afectan la vida sensitiva, creativa, comunitaria y cultural de los niños pequeños, teniendo en cuenta que muchos de ellos viven en aislamiento algunas horas del día, siendo miembros de familias de un único hijo o máximo dos o tres, que habitan en apartamentos pequeños con muy poco acceso al juego libre en espacios abiertos:  

1. ¿Qué caminos pedagógicos podemos desarrollar los educadores, maestros y padres, para que nuestros niños y niñas no se aíslen tanto tiempo persuadidos por los dispositivos electrónicos, sin orientación alguna, y más bien los aprovechen para su desarrollo? 

Se preocupan porque se ha incrementado el uso de dispositivos electrónicos entre niños muy pequeños, sin orientación o apoyo de quienes los educan. Observan que el uso frecuente que hacen de tabletas, celulares y demás, tiende a volverlos individualistas, insensibles hacia los otros y algo agresivos, temerosos frente al mundo tangible, poco recursivos ante problemas por resolver, y empobrece su disposición afectiva y poética, afectando la riqueza de su lenguaje metafórico. Se requiere proponer alternativas creativas ante este problema. 

2. ¿Qué tipo de alternativas de juego, de disfrute del bagaje cultural próximo y de la oferta cultural de la ciudad podríamos compartir con nuestros estudiantes e hijos, iniciándolos en el camino de la expresión artística?
Observan que con frecuencia en las instituciones se hacen actividades recreativas que desarrollan habilidades sicomotoras y otras, sin motivar a los niños pequeños a sentirse parte de un tejido comunitario iluminado por las artes de todo tipo. Por su parte, los padres poco saben qué hacer en los tiempos que pasan con sus niños, como por ejemplo leer cuentos, gozar la música, jugar, cantar, hacer oficios conjuntos, charla divertida, ver y comentar programas de la T.V. u otras para vivir juntos gratas experiencias y ampliar su visión de mundo. 

En conclusión, consideran que se requieren herramientas pedagógicas que nos permitan desarrollar proyectos pedagógicos interdisciplinarios como motivo de creación y goce, en los que se den formas imaginativas de mediación artística.