“La mirada que se abre” Fabian Moreno - Pintor

Entre las Artes
fabian_moreno_gr.jpg

En diciembre  del 2007, en entrevista con María Elena Ronderos de entrelasartes, el pintor Fabián Moreno compartió aspectos de su proceso creador con la audiencia del Seminario “La mirada que se abre” ofrecido por el Departamento de Educación del Museo de Arte Moderno de Bogotá. MAMBO y entrelasartes.

“Pertenezco a una comunidad indígena, los Nonuya que quiere decir “la gente de achote”, vivimos en el medio río Caquetá en el Departamento del Amazonas, obviamente nací en la selva. Mi mamá es uitota mi papá es Nonuya. Todos nos denominamos  la gente de centro, los que utilizamos para nuestra forma de vivir bien la coca y el tabaco".

  1. Se contempla … se conciben ideas
  2. La realización de la obra o transformación simbólica
  3. Reflexión analítica, decisiones, significados que se forjan
  4. Proyección cultural del trabajo

Se contempla … se conciben ideas
 

La infancia, la gente de achote

Moreno 1.jpg
Tempera sobre papel. 
2005

Todos allá somos cazadores, después de los 10 años nos volvemos cazadores. Mi papá es cazador y uno juega a eso, a ser cazador, imita hacer trampas para aves, para animales de tierra, para peces, y las niñas imitan a las mamás haciendo su receta con lo que trae el hombre del monte. Nos caracterizamos por hacer figuras de animales en las cortezas de los árboles grandes, donde quede dibujado usted matando un jabalí, un tigre, a eso juega uno: a ser buen cazador.

Me acuerdo cuando yo era muy niño, siempre me caractericé por ser muy impulsivo. Tenía 6 o 7 años y vivíamos sobre la margen del río Caquetá. Seguimos viviendo ahí. A cinco kilómetros selva adentro hay un caño, ustedes llamarían un río, de diez metros de ancho. Hay muchos peces, el agua es cristalina. Íbamos a pescar en compañía de la familia. Un día no teníamos qué comer en la casa, mi papá no estaba, entonces me fui solo y pesqué. De regreso me encontré con un tío y me dijo “¿Usted que hace acá pescando? Pero mijo, comúnmente nadie pesca solo a esa edad, menos a esta hora”, como a las cinco de la tarde. Entonces me empezó a preguntar cosas de la familia. A mí me impresionó que me preguntara todo eso. En la cultura de nosotros se maneja una historia: Que los dueños del monte se convierten ya sea en su hijo o su sobrino y usted se lo puede encontrar en la chagra, la chagra es donde cultivamos, o en el monte, para ver si es posible hacerle algún mal a la familia. Entonces mi tío me cogió mirándome en la coronilla, y en los pies, en el mito del duende de monte se dice que el duende tiene en alguna parte del cuerpo alguna deformidad,  Él me toca la cabeza y me dijo finalmente, “es cierto, usted es mi sobrino"

Pintame algo.

Jugaba con mis hermanos y un dia pasó un cura por allá, unas monjas se llevaron a mí hermano para la escuela, al mayor, y dos años después me llevaron a mí. Yo no quería ir, no me daban ganas de ir a la escuela pues allá eran curas y monjas y rezaban mucho a las 7 de la mañana, a la 9 de la mañana, a las 12 del día, al almuerzo, al desayuno. A la 11 de la noche era la última rezada, a uno le dolían mucho las rodillas de tanto estar arrodillando rezando, y el que no rezaban le iba mal en el estudio, porque eso era lo que ellos calificaban. A mí me iba muy mal. Había un seminarista y me dijo: “Bueno como que usted no sirve para nada, no le gusta rezar, no le gusta estudiar, usted ¿qué hace en la casa? Pínteme algo. Yo le empecé a pintar y me pasé un año no estudiando, sino con el seminarista acompañándolo muy por fuera de la academia, y ese año me dedique a pintar muchas cosas que iban resultando, lo que eran juegos de niños, pintar las trampas de peces, de animales. Nuca pensé que eso fuera a ser después parte de mi trabajo,Hasta los 7 años exactamente, viví la vida indígena en el Amazonas. Ocurrieron varios acontecimientos que nos hicieron conocer el mundo del blanco, de una manera muy mala: Comerciantes de pieles, la cauchería de la casa Arana, después en Araracuara se instaló una colonia penal en donde había gente que se mataban, por eso  se les tenía mucho miedo a los blancos, por eso hasta los 7 años vivimos metidos en el monte, como para no mirar la cara de un blanco, porque un blanco significaba la muerte para nosotros.

Después de este lapso, hubo mucha reflexión por parte de nuestros padres pues la Iglesia estaba acabando con esa cultura, entonces se resistieron, y decidieron reforzar la cultura para que sintiéramos que la cultura de nosotros es lo que más vale. No fue fácil, la cultura de Occidente es muy aplastante.

Formación en el diálogo y la meditación

Nosotros tenemos etapas de formación cuando niños,  ya cuando joven a uno lo sientan los mayores en el mambeadero, como decimos nosotros, es un sitio dentro de la maloca, una casa grande destinada para el diálogo y la meditación. Cuando uno cumple cierta edad, digamos 10 años, pasa a sentarse en el mambeadero en donde le asignan un maestro, puede ser el papá el abuelo o el tío. Esos conocimientos básicos empiezan normalmente por conocer los tiempos, como persona tiene que vivir de acuerdo con el calendario ecológico como llaman los blancos, hay tiempo de dieta, hay tiempo para la pesca, hay tiempo para la chagra, hay tiempo para la siembra, también  hay tiempo hasta para hacer hijos, entonces usted concibe la vida y vive rigurosamente de acuerdo con los cambios de la atmósfera.

El mambe y el conocimiento

La receta de la coca, del mambe. La planta de coca es muy sagrada. Antes de cultivarla hacemos lo que hacen ustedes cuando van a hacer su receta de comida; alguien me hablaba como de una consagración de la comida, nosotros hacemos eso en el mambeadero: Vamos a sembrar la coca, invocamos al Padre Creador con un rito muy sagrado para nosotros, la siembra, el abono, y finalmente el joven cuando va a empezar a tener el conocimiento arranca las hojas con todo el cuidado, por que ese es la representación del Padre Creador, la tuesta, la pila con todo un pensamiento detrás de eso siempre invocando al Padre, siempre llamando las buenas energías con el pensamiento, después la mezcla con una ceniza que es de las hojas de un yarumo, se quema, eso queda polvo y eso se va mezclando, va mezclando y da un punto. Usted se da cuenta si está en el punto o no en el momento que se esta mezclando. La cierne con toda delicadeza y lo primero que cae del talego muy fino eso es lo que debes mambear.

…no hiciste bien la receta del mambe

Para acceder al conocimiento te cuentan todo lo que pasa en los tiempos,. Si cuando te vas a dormir cierras los ojos y te duermes y no ves nada es por que no hiciste bien la receta del mambe. Perdiste el tiempo, entonces al otro día el viejo te dice, usted sirve de cazador o para  otra cosas , pero usted no sirve para ver lo importante . Si ves todo lo que te contaron y te duermes recordando bien claro a sus maestro, lo ves reflejado en algo así como una imagen con todo lo que te dijeron, has hecho bien el proceso y debes seguir haciendo carrera. Podrías llegar a ser un maestro.

Otro paso particular es que siempre se está aprendiendo, se está intentando hacer una cosa buena para tener un buen conocimiento ¿Cuándo se tiene conocimiento?, uno nunca sabe. Cuando cierro el ojo no veo nada, a veces algo, pero uno cree que algo pasa allá, sí, ya sabes lo que tienes que hacer. Entonces preparas un remedio, claro, yo sé qué  hierbas, cómo se preparan, pero vas a saber si sabes o no sabes en el momento en que lo apliques a su paciente. Si al otro día el paciente se murió es porque Usted no sabe. Si es lo contrario es por que puedes generar conocimiento…. Yo no sé si soy maestro, no sé si soy artista, solo son intentos personales, muestro lo que pasa allá cuando cierro los ojos.Para acceder al conocimiento te cuentan todo lo que pasa en los tiempos,. Si cuando te vas a dormir cierras los ojos y te duermes y no ves nada es por que no hiciste bien la receta del mambe. Perdiste el tiempo, entonces al otro día el viejo te dice, usted sirve de cazador o para  otra cosas , pero usted no sirve para ver lo importante . Si ves todo lo que te contaron y te duermes recordando bien claro a sus maestro, lo ves reflejado en algo así como una imagen con todo lo que te dijeron, has hecho bien el proceso y debes seguir haciendo carrera. Podrías llegar a ser un maestro.

La realización de la obra o transformación simbólica

 

Moreno 2.jpg
Tempera sobre papel. 
2005

Empiezo por la base de lo que quiero mostrar, el bosque puede tener muchas bases, depende de lo que se quiere, sé porque es de donde yo vengo, allá creemos que está asentando todo el pensamiento. Un trabajo se empieza por la base del pensamiento; tengo mucho en cuenta primero esas bases y luego toda la arquitectura del bosque, dar una buena pista.

La pintura en estos años ha sido una manera de reafirmar éstos valores para mí mismo, y para otras personas. Normalmente mis trabajos son testimonio de cómo vivimos en la cotidianidad. Tengo 12 trabajos que representan lo que inicialmente a uno le cuentan los mayores. Son como los diferentes tiempos que pasan en la vida de uno, y dentro de todos mucha historia, mucho: El tiempo de verano, el tiempo de aguas… En el de aguas altas se puede ver el bosque inundado en aguas altas; el río Caquetá se mete hacia el bosque, entonces los peces van, comen muchas frutas que están ahí, los animales que viven allí; hay una anaconda trayéndose un venado.

El sábalo

Detrás de estas pinturas hay pues una memoria antigua de información que hemos guardado para que la educación propia pueda competir con la educación de Occidente. A partir de la historia que aprendo desde niño he montado varios trabajos. Es el caso del Sábalo en esta época que tiene una historia dentro de la cultura de los Nonuyas. Todos son femeninos, los sábalos normalmente son bonitos.

Estos trabajos son como la muestra de lo que uno reflexiona después de estar sentado en el mambiadero para mostrar esta época axial. Uno como que vuelve a lo que le enseñaron alguna vez.

La técnica

 

Moreno 3.jpg
Tempera sobre papel. 
2006

La pintura en estos años ha sido una manera de reafirmar éstos valores para mí mismo, y para otras personas. Normalmente mis trabajos son testimonio de cómo vivimos en la cotidianidad. Tengo 12 trabajos que representan lo que inicialmente a uno le cuentan los mayores. Son como los diferentes tiempos que pasan en la vida de uno, y dentro de todos mucha historia, mucho: El tiempo de verano, el tiempo de aguas… En el de aguas altas se puede ver el bosque inundado en aguas altas; el río Caquetá se mete hacia el bosque, entonces los peces van, comen muchas frutas que están ahí, los animales que viven allí; hay una anaconda trayéndose un venado.

Finalización de la obra

En este trabajo creo que es complicado acabar siempre falta algo, Creo que cuando estoy haciendo un paisaje amazónico no podría acabar nunca: al lado de esto hay una palma que se murió, abajo deben haber unos venados que se están comiendo el fruto que cayó y también comen unos cogollos de esos, y así podríamos llenar de muchas cosas. Termino la obra cuando tengo más o menos estructurado lo que quiero mostrar en el paisaje. Hay una historia incluida pero no me quedo solo en la historia, si hay un venado que lo consume un güio, guacamayos azules, carpinteros que les hacen sus nidos pero cuando creo que terminé hago una reflexión, siempre falta algo.

Reflexión analítica, decisiones, significados que se forjan 

La crítica

Moreno 4.jpg
Tempera sobre papel. 
2006

Todavía hoy no he decidido dedicarme a la pintura. Simplemente hay una preocupación por la cultura. Nos hemos ido formando para mantenerla nosotros…. Cuando uno se mete a la carrera del conocimiento tradicional de nuestra comunidad se da cuenta de que no todos tenemos oportunidad porque la mayoría de los jóvenes van a la escuela, al colegio y a la universidad, entonces se distancian mucho de ese mundo. De ahí nace el decir que lo que conozco, lo que me ha contado mi papá y mis mayores tengo que mostrarlo de alguna manera. Es ahí donde empiezo a rescatar eso:

Estos trabajos siempre tienen mucha crítica de mis mayores, de a mis compañeros, porque no está bien claro, falta aprender. Yo creo que en esa medida la construcción de todo lo que uno piensa hacer está sobre la base de lo que los mayores le han dicho, e intentar ser coherente con ello.

He visto varios trabajos, no conozco muchos artistas de la cultura occidental, no me interesan, creo que tampoco intereso en ese medio, yo hago lo que quiero hacer.

Sí he visto muchas pinturas y creo que son muy buenos en la técnica. 
Me toca mejorar sobre todo la técnica, es lo que quiero.

Yo si creo que además del conocimiento que aprendí de los mayores, el arte expresa el sentimiento que uno lleva. Tuve una época muy mala, se me murió un hijo y dije sigamos trabajando, pero realmente no pude, era como un vació. Considero que ese trabajo esta muy incompleto.

La integridad de la selva

En el conocimiento indígena la selva es todo un conjunto para un beneficio de la gente. para los que estamos allí; en todas las épocas la selva da beneficios, en la peor época  que nosotros la llamamos la época del gusano, la época de las enfermedades. En agosto aparecen los gusanos, también hay beneficio pues también consumimos algunas especies de gusanos.

Proyección cultural del trabajo

Hemos presentado este trabajo sobre todo en la academia con profesores. Hemos encontrado últimamente en la comunidad la asociación entre el conocimiento de lo local y el conocimiento científico; cómo unos compañeros le pueden sacar mejor información, mejores datos, en este caso, al arte. Lo hemos mostrado en universidades, pero sobre todo dentro de nosotros como comunidad, como una alternativa para crear más gusto entre los jóvenes por la cultura, y acá en Bogotá en museos y con gente que valora el conocimiento local. Eso es lo que hago, eso es lo que muestro y he encontrado buena respuesta del público.

Arte y rito

Moreno 5.jpg
Tempera sobre papel. 
2005

Nosotros el rito sí tenemos pero para nosotros lo importante es lo que usted puede tocar aquí y ver aquí, lo importante es cuando hay un momento en el mambeado, uno logra irse a otras dimensiones donde lo humano pasa a un segundo plano, es un indicador de que estás bien y has logrado un nivel más en tu vida, pero al otro día cuando despiertas lo que te dijeron lo tienes que hacer, tú tienes que ir a pescar, hay que ir a pescar, tienes que ir a cacería y hacerlo tal cual, si usted falla seguramente le va a ir mal. A partir del rito hay unas relaciones del conocimiento que yo tengo, pero no directamente con lo artístico. Si sabes pescar bien puedes pescar, pero no puedes pescar bien si no haces bien el rito y cuando sabes pescar conoces los peces, el río, el bosque que vas a pintar...

Me preguntas que porqué tenemos miedo a que nos fotografíen… Fotografié a mi abuelita, tiene como 112 años y me regañó: “No me fotografiaron cuando era bonita y usted viene a fotografiarme ahora que estoy bien fea”. Entonces, en cuanto a la fotografía esto del miedo no es así. Es en el momento, si estás mambeando, u haciendo un rito en ese momento no debería sonar ni el vuelo de un zancudo si vas a fotografiar a mi abuelo, no es por la fotografía o el aparato, es porque vas a generar un desorden, alterar el momento. Actualmente los indígenas decimos: “Con esa fotografía usted  hace plata y no me da nada…”.