Encuentro con creadores / Gestión cultural

Roberta De Alencastro Guimaräis
Gestora Cultural

comparsa del carnaval infantil de Rio.

Directora de Arte y Cultura de la Alcaldía de Río de Janeiro, donde ha trabajado durante 6 años. Tiene a su cargo la coordinación de 74 espacios culturales entre bibliotecas, teatros, centros culturales y museos, además de centros de referencia de cultura en general. Entre estas acciones esta el carnaval, en el que también trabaja con los niños.

Es significativo que esta entrevista se realice en el INEM ya que esta comunidad educativa ha sido premiada varias veces en el Carnaval de Niños y Niñas de Bogotá. Ver aquí experiencia del INEM

El 13 de Marzo del 2008, en el Instituto Nacional de Educación Media Francisco de Paula Santander, del barrio Kennedy de Bogotá, la Señora Roberta De Alencastro Guimaräis sostuvo una emotiva conversación con docentes y estudiantes alrededor de:  El Carnaval de los Niños en Río de Janeiro, como reto de planeación estratégica y cultural.

· Se contempla ... se planea.se identifican problemas
· De la planeación a la acción
· Reflexión analítica, decisiones, significados que se forjan
· Proyección cultural del trabajo
· Agradecimientos

Se contempla ... se planea.se identifican problemas
Es indispensable la planeación: De la ingeniería a la dirección cultural

 

Yo crecí en una hacienda al sur del Brasil y tuve una niñez muy libre y natural, me gustaba mucho jugar con muñecas y todas aquellas cosas que les gusta hacer a las niñas, allí también cabalgaba y me dedicaba a las actividades propias de una hacienda. Pero siempre me gusto organizar cosas… Comencé mi carrera profesional como ingeniera de sistemas y me especialicé en la automatización de Industrias hidroeléctricas, es un pasado muy diferente de lo que hago hoy, después de seis años trabajando con informática y con la tecnología, me di cuenta que estaba haciendo algo que no me satisfacía, a pesar de haber obtenido muchos éxitos profesionales, entonces dejé atrás la empresa en la cual trabajaba y me dediqué a trabajar en actividades artísticas gracias a una amiga mía que trabajaba en una galería de pintura, logré así empezar nuevamente, lo cual significó un nuevo comienzo en mi vida.

Comencé entonces a hacer trabajo social con niños, lo que adquirió una connotación de política publica, de modo que fui cambiando algunas actitudes y empecé a trabajar con algunas comunidades muy pobres en favelas de Río, estos trabajos obtuvieron un reconocimiento tan importante de parte del gobierno central que hasta me invitaron a colaborar con su gestión.

En estas dos actividades hay una cosa en común que es la planeación. Cuando vas a montar la infraestructura de una industria hidroeléctrica con el fin de ponerla a trabajar, es indispensable realizar una planeación estratégica y estructural, en realidad en ambas actividades es necesario llevar a cabo un control logístico, por lo tanto puedo decir que tengo habilidad para la planeación de acciones, gestionándolas de modo correcto y haciéndolas cumplir.

Misión: Los niños.

Estando ya en Dirección de Arte y Cultura, la más importante misión que nos dio el Alcalde fue que aseguráramos que los niños fueran la primera prioridad, siempre. Por fortuna, durante 6 años las distintas administraciones no han cambiado políticas en este sentido. Nuestro trabajo comienza por la recolección de datos diagnósticos, la búsqueda de información, la identificación de los problemas y la planeación de acuerdo a ello, para luego realizar una evaluación y determinar si estamos en lo cierto, o si estamos cometiendo algún error. Examinamos cuales son los resultados, así podemos determinar si debemos cambiar nuestras estrategias para mejorar esos resultados.

Un ejemplo; cómo hacer para que los niños disfruten los museos

Cuando detectamos un problema, buscamos su solución, como por ejemplo cuando vemos que el acceso de los niños a los museos de la ciudad se dificulta nosotros buscamos la forma de facilitárselo, el Alcalde nos manifestó su deseo de que el numero de niños que tenían acceso a los museos de la ciudad aumentara en un 100%, de modo que es a esto a lo que nos dedicamos mi equipo y yo, por ejemplo vimos que una de las dificultades era el transporte, así que dotamos de buses a las instituciones educativas para que llevaran a los niños a dichos museos, también vimos que había un costo para que los niños ingresaran a los museos, por eso hablamos con las entidades legislativas buscando que no se les cobrase su ingreso a dichos museos ni a las entidades culturales.

El problema: Que los niños disfruten el Carnaval de Río y mantengan la tradición

Respecto a los niños y el Carnaval de Río, observamos que se venía formando un distanciamiento entre las escuelas de zamba de los adultos, que se estaban profesionalizando e industrializando, y el carnaval de los niños, relegándolo a un segundo plano, dejando de tener la connotación antigua en la que los niños disfrutaban al desfilar, y sus familias al verlos contentos también los apoyaban eufóricamente. Fue así como comenzamos a discutir cuales eran las acciones que debíamos realizar con el fin de que los niños mantuvieran la tradición del carnaval y se identificaran con su cultura, conociéndolo más a fondo, buscando que las próximas generaciones también puedan entender el significado de todo esto y así conservar este bello legado histórico.

También decidimos que en las escuelas de zamba de los niños, ellos mismos serian los responsables de todo, de modo que comenzamos a realizar unos talleres en donde los niños eran quienes decidían si querían aprender cómo confeccionar los trajes, interpretar la música o decorar las carrozas alegóricas, y así es como todas las actividades de estas escuelas de zamba, son hechas, dirigidas y coordinadas por los niños.

Uno de los problemas que se nos presenta mas frecuentemente es debido a que nosotros nos olvidamos de cómo funcionaba nuestra mente cuando éramos niños; ellos nos sorprenden cada vez porque piensan en cosas que a nosotros ni siquiera se

nos pasan por la cabeza. De modo que siempre debemos estar dispuestos a escucharlos y debemos ver también que a los niños les guste lo que hacemospara ellos, porque de no ser así no tendremos ni buenos resultados, ni tampoco llegaremos a algo que a los niños les permita aprender.

El contexto del trabajo

Rio de Janeiro es una ciudad muy violenta que tiene un gran porcentaje de población vulnerable, esta ciudad esta llena de contrastes sociales, hay personas que viven en condiciones casi inhumanas, de modo que la tarea de la alcaldía de trabajar con todos sin importar su clase social resulta realmente bastante complicada, algunas veces tenemos incluso que negociar con personas armadas con el fin de que nos permitan llevar espectáculos culturales a estos territorios sin tener mayores dificultades. Podemos entonces ver que nuestra realidad es muy diferente a aquello que se muestra en los medios de comunicación, en fin, nuestra ciudad se encuentra en una situación realmente muy complicada.